Nace el Gran Kursaal, “rebosante de mundo, demonio y carne”

Primera página del periódico ‘La Constancia’ tal día como hoy, el 29 de julio de 1922: “Gran Kursaal Marítimo. Hoy se inaugurará este nuevo centro, constituyendo para la mayoría quizá del vecindario de San Sebastián y toda la prensa local un suceso grato, un verdadero acontecimiento, que señalará en los fastos de esta desgraciada ciudad un paso de gigante en este proceso mundial amplio y rebosante de mundo, demonio y carne; y que para nosotros significa un nuevo paso de regresión en todo lo que es cultura cristiana, moral cristiana y costumbres cristianas”.

El diario fuerista y muy conservador ‘La Constancia’ torcía el gesto ante el nuevo centro de ocio de la desembocadura del Urumea “ornamentado con un lujo y fastuosidad deslumbrantes”, pero la mayor parte de la ciudad estaba encantada el 29 de julio de 1922 con aquel nuevo casino (nadie preveía que el juego fuera prohibido pronto) con salas de juego, comedores, salones de baile y un gran teatro.

El teatro y cine del Gran Kursaal, según informaban en su apertura, tenía un aforo de 856 espectadores (308 en el patio de butacas, 108 en sus palcos, 224 en el “primer balcón” y 216 en el “segundo balcón”). En sus inicios sólo se programaron montajes teatrales y conciertos. Hasta 1925 no empezaría a proyectarse allí regularmente cine.

http://www.kutxateka.com/item/125041

(Mujer bajando la escalera del Gran Kursaal. Fotografía sacada por Pascual Marín en 1929, Kutxateka).

(Imagen del escenario y el telón del Kursaal de una tarjeta postal procedente de la Biblioteca Koldo Mitxelena, Diputación Foral de Gipuzkoa).



'Nace el Gran Kursaal, “rebosante de mundo, demonio y carne”' no tiene comentarios

¡Sé el primero en comentar esta entrada!

¿Quieres compartir lo que piensas?

GrupoSade  &  Mikel G. Gurpegui 2015 - aquelloscines@sadecine.com